Esta edición la queremos dedicar a la Cultura Fiscal, es decir, el reconocer que entre más empresas y ciudadanos cumplan con sus obligaciones fiscales BÁSICAS más pareja será la competencia en el mercado.

Cumplir con lo básico tiene un costo para la empresa: emitir facturas, llevar contabilidad, hacer declaraciones, revisar requisitos de deducciones, etc. Además de los riesgos por no hacer las cosas bien.

Es un mandato Constitucional pagar impuestos y cumplir, (art 31, FIV, CPEUM), no es una OPCIÓN. Por esta premisa debe iniciar nuestra cultura fiscal.

Un caso muy común que sucede a diario es que al comprar algo y pedir factura te digan: “si quiere factura es 16% más”. Esto puede significar que la mercancía que esa empresa compró es ilegal o que no tiene bien claro su costo ni cómo se maneja el IVA o que quiere evitar declarar el ingreso, entre otras opciones.

¿Porque debemos tolerar esto si a nosotros nos está costando cumplir? Si el negocio de este caso que comentamos, es parcialmente formal porque lo quiere manejar así, sin reconocer el mal que hace a si mismo, le lleva a ganar clientes temporalmente a otros negocios formales porque no tiene ciertos costos. Esto no es competencia pareja.

Si queremos incrementar la cultura fiscal deberíamos exigirle que nos de la factura. Y si acaso no lo quisiera hacer, podemos DENUNCIARLO a través del portal del SAT en el siguiente vínculo:

http://www.sat.gob.mx/contacto/quejas_denuncias/Paginas/default.aspx

Lo justo es que todos cumplan y podamos deducir todo aquello que en verdad así se requiera, para llegar a pagar el impuesto justo.

Abrir chat