Para leer el siguiente artículo y más en la edición de Junio – Julio de “Boletín Amexipac” haz click en el siguiente enlace: 

Boletínjunio-julio Articulo “DECLARACIÓN ANUAL 2017: LAS EVIDENCIAS DEL CFDI”  Página 30-31

Aún tenemos reciente la experiencia vivida durante las declaraciones anuales de personas físicas 2017, en donde apreciamos la conclusión a un ejercicio de implementación del CFDI en su versión 3.2 y ya algunos 3.3 y del Complemento de Nóminas 1.2. ¿Y cuál es el balance? Fue cierto que se busca facilitar la automatización de cálculos y proceso de declaración para los contribuyentes, sin embargo, no significa que hayan sido correctos y precisos y esto fue lo que enturbió la claridad prometida. En la realidad se presentaron una serie de errores de lectura del aplicativo, que poco a poco fue resolviendo la autoridad. El Instituto de Contadores Públicos, entre otros, fueron haciéndole ver los casos que se iban presentando para que se fueran corrigiendo. Y se llegó a la conclusión que había dos grandes tipos de casos: 1) Los generados en la lectura de CFDI y en el proceso de cálculo del mismo aplicativo del SAT 2) Los provocados por los contribuyentes al no haber llenado de manera correcta los CFDI’s en su emisión o al no haberlo revisado cuando les fue entregado. Lo delicado de los primeros tipos de casos es que la mayoría de los contribuyentes carecen de un conocimiento fiscal técnico que les permite identificar los errores. Por ejemplo: cuales de los ingresos deben ser gravados o exentos para cotejar si lo desplegado por el aplicativo del SAT está correcto. Y es que ahora se les complicaba más tener certeza de ello, pues tenían que contar con todos los recibos de nómina del año, realizar una suma e identificar partidas; cuando anteriormente en una sola constancia se mostraba todo. Los del segundo caso presentaba situaciones como por ejemplo: descripciones de conceptos que a juicio de la autoridad no correspondían a deducciones anuales personales, o que no venían indicando la forma de pago correcta o errores en el RFC. Ahora en este año 2018 se debe vigilar mayormente por parte de contribuyentes la atención debida a la generación de los CFDI’s. No se trata solo de emitirlos, sino que los responsables deben estar completamente capacitados en conceptos fiscales y dimensionar lo que significa cada opción que se presenta. Por ejemplo: forma de pago, método de pago, uso del CFDI, Clave de concepto a facturar. Los empresarios deben tomar conciencia que deben impulsar la capacitación de su personal en estos temas para evitar problemas. Los contribuyentes receptores de CFDI’s responsabilizarse de asesorarse y consultar los requisitos básicos que deben de cumplir para no tener problemas al presentar su declaración. En conclusión nos hemos dado cuenta que el CFDI es un elemento poderosísimo para la fiscalización y que todos los involucrados debemos prestarle la atención debida para usarlo también de una manera precisa y correcta a nuestro favor. Sin duda, seguirá habiendo historias del CFDI que se estarán escribiendo en este ejercicio 2018.

 

CPC Antonio Rodriguez, MBA, MEF

Vice Presidente de Relaciones y Difusión del ICPNL.

vpdifusión@icpnl.org.mx

Abrir chat