Se inició la época de cumplir con las declaraciones anuales. ¿Qué es esto? ¿Para qué sirven?

Al hablar de este término nos referimos al Impuesto Sobre la Renta (ISR), es decir, el impuesto que las personas físicas y morales deben de cumplir anualmente para contribuir con el gasto público. Este impuesto se determina por los ingresos que tuvo cada contribuyente, algunos de ellos aprovechando deducciones y otros no.

Al ser un impuesto anual todo lo que se pagó mes con mes en la empresa, en el negocio, en el recibo de nómina, se considera un anticipo de este impuesto anual.

Por tanto, la declaración anual se debe considerar como el momento de “ajustar cuentas” con la autoridad: si mensualmente se pagó de más, saldrá un saldo a favor y será a cargo en el caso contrario.

Para este momento debemos prepararnos durante todo el año. ¿Cómo? Aquí ponemos algunas ideas según el caso:

Capture

Es muy válido pagar el ISR justo, por lo que es VITAL aprovechar las deducciones y cuidar los requisitos. No hacerlo impactará en las finanzas de empresas, negocios y patrimoniales.

Abrir chat