El IVA es un impuesto ENGAÑOSO, que puede provocar miopía de negocio al empresario si no comprende algunos conceptos.

El IVA es un impuesto INDIRECTO, se genera por las actividades que la empresa realiza para su venta, (aunque hay algunas que son exentas para este impuesto). Es decir, que en el precio de venta hay un 16% que corresponde a este impuesto por el valor agregado de la actividad de mi empresa. Al decir que es indirecto es que no se dirige o causa impuesto por la utilidad o rentabilidad.

Ese 16% que recibe la empresa no le corresponde. Es del Gobierno desde que se recibe. Pero mi empresa tiene el derecho a utilizarlo al realizar compras que también llevan este impuesto hasta antes de que finalice el mes (también hay conceptos que no lo generan, por ejemplo Sueldos). Por lo tanto al final del periodo puedo resumir lo siguiente:
IVA DE MIS COBROS
(-) IVA DE MIS GASTOS
(=) IVA A PAGAR AL SAT O A FAVOR

Concluyendo: Cada vez que mi empresa cobra una factura, hay un dinero en la cuenta bancaria que NO ME
PERTENECE (16%), pero lo puedo usar al realizar compras que tengan este impuesto.
Si no gasté todo el IVA que cobré, lo pagaré al SAT el día 17 del siguiente mes. Si gasté de más, lo tendré a favor para el próximo mes.

Dado que se implica el flujo de efectivo en el impuesto, es muy importante realizar una adecuada Planeación Financiera del comportamiento del flujo de la empresa, para manejar adecuadamente este impuesto.

Abrir chat