MEJORANDO

Soluciones e ideas para empresarios y emprendedores

Deseo aclarar esta duda que constantemente me hacen algunos empresarios, pues existe un mal entendido en la sociedad.

Normalmente cuando una empresa o persona tiene un ingreso importante busca inmediatamente generar un gasto para pagar menos impuestos, pero no siempre esto es conveniente.

Todo depende de que sea ese gasto. Se puede contestar a las preguntas: ¿es necesario? ¿Qué beneficio obtendré por realizarlo? ¿lo tengo presupuestado o contemplado? ¿Después de haberlo hecho, me afectará mi objetivo de ahorro o inversión?

Pongo el siguiente ejemplo numérico, donde veremos con cuanto dinero disponible nos quedamos en este ejemplo:

 

 

Observemos como el caso 1, aún si aplicar alguna deducción, se quedó con un monto disponible mayor.  Es decir, esta persona tenía claro que no tenia la necesidad de gastar, porque a ella le interesa más tener el dinero liquido para algún ahorro posterior.

En el caso 2, esta persona aplicando una deducción que sí ocupaba, tiene un monto disponible menor.  Se ahorró de impuestos $4,500, pero también adquirió lo que ocupaba o perseguía de utilidad. Es decir, cambió 15,000 que tenia en dinero por un bien o servicio que ocupaba.

 

Por tanto, la respuesta de que es lo más conveniente dependerá del OBJETIVO FINANCIERO que tenga el contribuyente.  Si no tiene claro lo que va a adquirir, no es conveniente gastar por el solo  propósito de “ahorrar impuesto”, pues solo se descapitaliza.  Si ya se tiene el propósito de adquirir algo, entonces si pudiera resultar conveniente. En esto también hay componente emocional que cada contribuyente debe auto-observarse.

Abrir chat