Una de las deducciones más esenciales en la operación de las empresas y negocios es la relacionada con los gastos por gasolina.  Desde hace algunos ejercicios los requisitos para realizar esta deducción han sido más estrictos.  Con el nuevo entorno de fiscalización ELECTRONICA muchos de ellos son más observados por la autoridad y frecuentemente objetados cuando se desea obtener una devolución por un impuesto a favor.

Por lo tanto, en esta edición de MEJORANDO, queremos recordarles los requisitos que se deben de cumplir para que sean plenamente deducibles estos gastos. (ART. 27, FIII, LISR)

  1. Ser pagada con cheque “para abono en cuenta”, tarjeta de débito, crédito o monederos electrónicos.
  2. Obtener factura electrónica

Derivado de lo anterior sugerimos las siguientes opciones para compra de gasolina:

  1. Adquirir vales de gasolina periódicamente, pagando con cheque o tarjeta del negocio y obteniendo la factura correspondiente
  2. Obtener el monedero electrónico para realizar estos gastos
  3. Si se realizarán compras con recursos de un tercero (dueño, empleado, etc.) se sugiere que la gasolina sea pagada con tarjeta de débito o crédito de esta persona, obtener la factura a nombre de la empresa y posteriormente reembolsar al tercero vía transfer o cheque“para abono en cuenta” por el monto exacto. (ART 35 RISR)

Recordemos que la factura electrónica tiene un campo en su estructura que indica la forma de pago; cuando esta dice la palabra “efectivo”, el SAT podría rechazarla.

 

Abrir chat