Son pocos los conceptos de gasto que podemos deducir las personas físicas en nuestra declaración anual y uno de los más recurrentes son los relacionados con Gastos Médicos y dentales:  Honorarios por consulta, estudios clínicos, hospitalizaciones, etc.

Es importante que sepamos aquello que observa el SAT para hacernos válida esta deducción y que cumplamos con ello. Aquí les compartimos algunos tips para lograrlo:

  • La factura electrónica debe tener correcto el RFC de quien pretende deducir
  • Puedo deducir gastos médicos míos, de mi cónyuge, hijos y padres, siempre y cuando sean dependientes económicos
  • Debo pagar con Tarjeta de Crédito, Débito o cheque con leyenda “abono en cuenta de beneficiario”. Y EXIGIR que esta forma de pago venga así indicada en la factura electrónica (A partir de 15 de julio 2016)

Es común (cada vez menos pero sigue siéndolo) que algunos establecimientos médicos no cuenta con terminal para pagar con tarjetas o no acepten cheque.  No existe una ley que obligue a  estas entidades a tenerla, se sigue viendo como una facilidad que se otorga a pacientes y una ventaja para aquel establecimiento que si la ofrece.

Sin embargo recientemente el SAT publicó el criterio No Vinculativo 29/ISR/NV donde indica que ejecutan una practica fiscal indebida aquellos prestadores de estos servicios que no acepten como forma de pago alguno de estos medios.  Esto significa que el SAT ya esta viendo mal esta práctica entre los médicos y busca fortalecer su fiscalización.

Una de las razones por las cuales se exige poner en el CFDI el método de pago es para que la autoridad revise con mayor precisión la acumulación y la deducción de cada actor y, con “ la promesa” de devolver saldos a favor de una manera más pronta.

Si seguimos los tips aquí comentados, apoyaremos nuestras finanzas personales.

Abrir chat