Para comprender este articulo primero definiremos quien es la PRODECON. Se trata de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente. Desde su inició ha mostrado un alto sentido de apoyo en los aspectos fiscales buscando ser un conciliador entre el SAT y los contribuyentes.

El día 5 de junio del 2020, se hizo público a través de un boletín emitido por la misma PRODECON (Procuraduría de la Defensa del Contribuyente) que se ha reducido el presupuesto de esta dependencia en un 75%, lo que obligará al cierre de 16 delegaciones a nivel nacional.

Ante esta dependencia se presentan muchos contribuyentes solicitando defensa y orientación ante actos del SAT. Existe una figura llamada “Acuerdos Conclusivos” que solamente ante este organismo se puede realizar; consiste en mesas de trabajo para llegar entre contribuyentes y autoridad a un acuerdo de cierre de alguna revisión o auditoría, logrando así recaudar importantes cantidades de dinero, en una vía completamente legal y con beneficios para los contribuyentes, como la eliminación de multas en la primera vez en que se realizan.

Algo a destacar, en experiencia que hemos tenido con esta dependencia, es el alto sentido de servicio y atención que prestan al contribuyente. Sin duda, también la dependencia ha apoyado al aumento de la cultura fiscal.

Ante esta reducción y cierre de delegaciones, surgen dudas como las siguientes, que pasará con:

-la intermediación efectiva y apegada a derecho que solicitaban en actos del SAT

-el apoyo y defensa, SIN COSTO, que brindaban a muchos micro, pequeño y medianos empresarios

-la observancia en análisis sistémicos de acciones del SAT para que se corrigieran fallas y se afinaran criterios, en pro de la correcta aplicación de las leyes fiscales

-el justo sentido de las acciones legales de los procedimientos fiscales ante contribuyentes

Sin duda, la efectividad que se había logrado en estos años desde su creación, que aunque apoya los contribuyentes también ha provocado recaudación mucho mayor a su presupuesto, con este acción de recorte, habrá un retroceso en el campo del derecho fiscal.

Ahora más que nunca es cuando los contribuyentes deben atender el cumplimiento fiscal a cabalidad, pedir apoyo con especialistas ante dudas y considerar la educación fiscal como parte de la educación financiera; porque acceder a la PRODECON será cada vez más complejo.

Deseamos sea revertida esta decisión por el bien de toda la actividad económica y fiscal del país.

Antonio Rodríguez, MBA, MEF

Abrir chat