Los intereses reales hipotecarios ¿la deducción que se fue?

En los últimos años en México se había venido viviendo algo verdaderamente histórico respecto a la adquisición de vivienda entre las familias, sobre todo de clase media.  La oportunidad que había venido prevaleciendo donde existían créditos hipotecarios con tasas promedio del 10% anual, estaba permitiendo que adicionalmente los contribuyentes dedujeran en su declaración anual montos de intereses que excedían a la inflación general lo que traía un beneficio financiero adicional.

Por primera vez, en mucho tiempo, el año 2022, podría ser uno de entorno inflacionario cercano al 9% y que impactará en la declaración anual de muchas personas físicas.  Ahora lo explico a mayor detalle con un ejemplo.

Un padre o madre de familia, que perciba ingresos mensuales de $25,000, ya sea por concepto de sueldo, honorarios, alguna actividad empresarial o arrendamiento, destina mensualmente $6,000 al pago de un crédito hipotecario (del Infonavit o Institución financiera). El 50% de ese monto en promedio eran intereses del crédito, donde pagaba una tasa de interés anual del 10%.  En años anteriores, la institución financiera le proveía a final de año de una constancia de intereses reales del crédito hipotecario que en periodos inflacionarios del 5% le permitía deducir un buen monto de este desembolso.

 

Ahora con el entorno actual, donde se espera que este año 2022 se termine con una inflación del 9% aproximadamente, su situación sería la siguiente

 

Es decir, a esta persona, su desembolso fue el mismo, sin embargo, su deducción se vio fuertemente reducida, lo que le llevará a tener un ISR anual a cargo o menos cantidad a favor en su declaración, representando OTRO IMPACTO en sus Finanzas Personales.

Reflexiones:

  • El desembolso persiste, pero el beneficio fiscal de esta deducción se reduce
  • Las personas físicas tendrán menos deducción personal anual por el concepto de intereses reales de créditos hipotecarios; aquellos que tengan otros conceptos de deducciones que vienen estando topadas y no podían presentarlas por exceder al límite, si tendrán rango de presentación. Sabemos que son las menos.
  • Aquellas personas que esperaban contar con un saldo a favor por este concepto de deducción, tal y como sucedía en años pasados, ahora será la excepción

 

AUTOR: Antonio Rodríguez, MBA, MEF

Socio Director

Hobetus SC