Según estadísticas del mercado inmobiliario de rentas en México, el 90% de este tipo de ingresos no pagaban impuestos. Era una práctica común cuando se iba a rentar un inmueble que el arrendador (dueño del inmueble) no estuviera dado de alta en el SAT para expedir facturas por este ingreso.

Y habló en tiempo pasado, porque la reforma fiscal 2020 trae una AMENAZA importante a estas personas. El artículo 118 de la Ley del ISR agregó un párrafo donde obliga a lo siguiente en caso de querer promover un juicio por rentas vencidas:

· que se emitan facturas de los ingresos de los arrendadores.

· los juzgados requerirán que se demuestre la emisión de facturas de renta

· al concluir el plazo de este requerimiento y no probarse, los juzgados notificarán al SAT en un plazo de 5 días sobre esta omisión

Lo que ha estado sucediendo en este año 2020 es que los arrendadores se están incorporando a cumplir con sus obligaciones fiscales. Lo correcto es que así sea y que por ese ingreso cumplan con su impuesto.

Pero lo que está pasando es que en ciertas negociaciones quieren subir el costo del impuesto al precio de la renta. ¿Es esto justo?

Cada persona que obtiene un ingreso tiene la obligación de contribuir con el gasto público por medio de sus impuestos, el que no se estuvieran declarando previamente no debe ser un costo para el inquilino.

La realidad es que se está jugando una lucha de poder y lo mejor sería llegar a una negociación justa, donde cada quien se haga responsable de sus obligaciones.

Hay 2 tipos de impuestos involucrados, el ISR y el IVA.

Una persona física arrendador, tiene la opción de poder deducir el 35% de sus ingresos sin obtener comprobante de gasto alguno. Por lo que solamente por el 65% de su ingreso se le calcula el impuesto.

El IVA solo aplica si el inmueble es de uso comercial o si es una casa amueblada.

Si tú eres arrendador, te invitamos a que cumplas correctamente con tus obligaciones fiscales, para que no pongas en riesgo el patrimonio inmobiliario. En Hobetus podemos apoyarte con nuestro equipo especializado en atención a personas físicas.

Si quieres conocer más de las obligaciones como persona física, te invitamos a que descargues el e-book “Lo que un Contribuyente PF debe saber” de nuestra página web.

 

Abrir chat